Pensiones

Pensión obligatoria

 

En Colombia existe un mecanismo para crear un ahorro cuyo objetivo exclusivo es tener, cada mes, un dinero en la etapa de retiro: la pensión obligatoria. Así, la mesada pensional se financia con los aportes que se hacen durante toda la vida laboral más los rendimientos generados a lo largo del tiempo en que este ahorro se realiza. Por esto, hay que aportar a pensión desde el primer trabajo que se tenga.

Este ahorro se puede hacer mediante dos alternativas: el régimen de prima media con prestación definida y el régimen de ahorro individual con solidaridad. El primero es administrado por Colpensiones (fondo público) y el segundo, por las administradoras de fondos de pensiones (fondos privados).

La normatividad del país exige que cada persona aporte a su pensión obligatoria el 16% de su ingreso o salario mensual. En el caso de quienes tienen contrato laboral como empleados, tres cuartas partes de este aporte (el 12%) corren a cargo del empleador y la cuarta parte restante (el 4%) es pagada por el empleado. Los independientes deben hacer el aporte completamente de su bolsillo.